Esta semana apareció una gigantografía sobre la aplicación en pleno centro rosarino. Los taxistas aseguran que siguen el tema “de cerca”.

 

Uber (la aplicación para el transporte de pasajeros) redobló la apuesta para desembarcar en la ciudad, un trámite que por ahora en lo legal y en lo político no parece cerca de ser resuelto.

“Rosario, queremos llegar a tu ciudad”, dice el cartel que desde hace pocos días está en la esquina de Corrientes y San Juan. Un mensaje sugestivo que refuerza la política de esa empresa para operar en la ciudad.

“Nosotros no creemos que esté desembarcando Uber, aunque está claro que está jugando fuerte publicitariamente diciendo que va a venir” dijo José Iantosca de Catiltar (Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario).

“Sabemos que en lo legal no va a desembarcar porque tenemos la palabra de todos los bloques políticos para que eso no ocurra ni en Rosario ni en Santa Fe” aseguró.

Los primeros días de diciembre Uber Argentina redobló la apuesta y desde su aplicación abrió las puertas a postulantes a conductores en Rosario. A julio de este año superaban los 3 mil aspirantes a chofer.

“Nosotros seguimos los pasos de Uber muy de cerca, estamos también haciendo el seguimiento de lo que hace Cabify, que intentó anotar choferes y eso se pudo frenar” remarcó.

“Todas las mañanas nos desayunamos con algo distinto, por eso estamos permanentemente en alerta y trabajando tanto en lo legal como en lo político”, sintetizó el dirigente gremial.