El verano está llegando a la ciudad y no muestra su mejor cara en uno de los lugares emblemáticos del barrio Granaderos a Caballos. Frente a la tradicional pasarela color amarilla que atraviesa el Canal Candelaria, los pastizales están generando incomodidad y son caldo de cultivo para plagas. Los vecinos piden la intervención municipal de manera urgente.

En la esquina de calle Catamarca y 1° de Mayo, hay sectores en los cuales los yuyos tienen la altura de una personas promedio. “De noche es como cruzar un monto”, manifestó una de las lugareñas y también se quejó por la presencia de insectos y animales de todo tipo. Ya son varios los que encontraron alacranes entre las hierbas.

La desesperación de los habitantes de ese sector hace que alguno de ellos tengan que desmalezar de forma particular, aunque no cuenta con el equipamiento necesario para que el panorama cambie por completo. Los empleados municipales estuvieron presentes en el últimos días, aunque para los vecinos el trabajo se hizo “a medias”.

Por otra parte, se está llevando adelante una repavimentación de las arterias linderas al Fonavi y las obras causaron inconvenientes en algunos hogares. Durante la última lluvia, el agua no escurrió por completo por la presencia de los montículos de tierra e ingresó en algunos hogares.