Una familia se despertó en plena madrugada por el humo que generaba el incendio de la persiana de la habitación en la que dormía una mujer de 70 años. Creen que los atacantes, que previamente rociaron la pared exterior con nafta, “se equivocaron” de casa.

El violento hecho sucedió en Blandengues y Pago de Los Arroyos, en el barrio Irigoyen de la zona sur de Rosario.

Según contaron los moradores de la vivienda El Tres, se despertaron en la madrugada de este sábado por el humo que generó el fuego en una de las persianas que da a la calle. Pudieron constatar que la pared se roció con nafta.

Las víctimas confiaron que llamaron a la Policía a las 5, cuando ocurrió el hecho, y que los efectivos “recién llegaron a las 8”. Aseguran que el barrio es una “zona liberada para los robos”, que ocurren “a cualquier hora del día”. La denuncia se radicó en la subcomisaria 20.