Siempre se dijo que Ramón Ezequiel Machuca, alias “Monchi Cantero”, es el “cerebro” de Los Monos. El heredero de Ariel “Pájaro” Cantero, ex líder de la banda acribillado en 2013. Por eso, no resulta extraño que acepte salir a hablar desde la cárcel en este momento. Después del juicio por narcotráfico, causa federal Los Patrones. Que a él no lo abarcó, luego de las balaceras a edificios judiciales y, especialmente, tras la detención de Luis Paz, considerado un enemigo y competidor territorial de la organización de barrio Las Flores. Y aprovechó para señalar que teme que lo “envenenen” en el penal de Piñero, donde cumple una condena de 36 años y 6 meses.

Sobre el padre del asesinado “Fantasma” Paz, aseguró que goza de “protección judicial, policial y política” y que “hace negocios con jugadores de fútbol”. Pidió declarar en el juicio que se llevará a cabo en contra del detenido. Por otra parte, confió que teme que lo “envenenen” en prisión y por eso no come los alimentos que le proporciona el Servicio Penitenciario.

Una guerra sin Paz

“Monchi Cantero” habló en forma exclusiva desde la cárcel de Piñero, donde cumple una condena de 36 años y 6 meses. “Se viene confirmando todo lo que vengo diciendo sobre que Luis Paz es un narco. Decían que yo estaba embarrando la cancha, que era un manotazo de ahogado”. Aseguró Machuca.

Envalentonado por la detención del padre del asesinado “Fantasma” Paz –uno de los crímenes más sangrientos de la interminable zaga de muertes por esta disputa en las calles rosarinas-, “Monchi” afirmó que Luis Paz “tiene protección judicial, policial y política”.

“Quisiera que se llegara al vínculo judicial que lo está protegiendo a Paz, que es el juez Vienna”. Apuntó el joven líder de Los Monos. Y fue por más al pedir “que la justicia Federal cite a la ex novia del juez Vienna para que cuente el vínculo que tiene Paz con él. Que ella sabe muy bien”.