Un grupo de familias de las víctimas del ARA San Juan presentó en un recurso de amparo para que la Justicia federal avance con el reflotamiento del submarino, hallado a más de 900 metros de profundidad, el pasado el 17 de noviembre después de más de un año de búsqueda.

“No se le puede dar urgencia (al cierre de la investigación) a algo que necesita una prueba, y la prueba está en el agua”, dijo Yolanda Mendiola, madre del cabo Leandro Cisneros.

“Sabemos que el casco resistente está en condiciones, me dijeron que tiene una fisura. Tenemos que ver qué tipo de fisura es, cuál es la profundidad, si ingresó agua y si lo podemos reflotar”, agregó.

Por otro lado, pidió que el Gobierno acuda a la ayuda internacional de países que cuenten con la tecnología necesaria para llevar a cabo la operación de reflote.

“Se han presentado tres países diciendo que con 100 mil dólares se puede reflotarlo. Si al Presidente le preocupa la parte económica, el Presidente puede requerir a países como China. Que no lo quiera hacer es una cosa, pero de poder, se puede”, afirmó.