Los jugadores de River cumplen sus promesas tras haberse consagrado en la Copa Libertadores de América y uno de estos casos es el de Lucas Pratto.

El delantero prometió dos cosas: sacarse la barba y hacer un tatuaje. Lo primero ya lo hizo en estas horas en Al Ain, donde el plantel espera el debut en el Mundial de Clubes, y lo otro lo concretará al volver a Buenos Aires.