En pleno conflicto con los gremios, se publicó en el Boletín Oficial una nueva resolución de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) que autoriza a la low cost Flybondi a hacer vuelos internacionales desde el aeropuerto de El Palomar.

 

La ANAC habilitó como aeropuerto internacional la base militar de El Palomar, ubicada en el partido de Morón, a raíz de “las peticiones realizadas por los explotadores aéreos”, según dice la medida. Permitirá conexiones con Santiago de Chile, Punta del Este y Asunción, en Paraguay.

La decisión del Gobierno se produjo menos de una semana después de que Flybondi anunció (a pesar de que todavía no tenía habilitación formal) que comenzará a operar vuelos internacionales a partir de diciembre.

Flybondi es una compañía que siempre estuvo en el ojo de la tormenta, primero por los presuntos vínculos de uno de sus directivos con el ex vicejefe de gabinete Mario Quintana y luego por las constantes facilidades que le otorgó el Gobierno, como la cesión de rutas sin que la firma tuviera todavía aviones.

Además, el Gobierno le acondicionó la base aérea de El Palomar (que luego entregó en concesión a Aeropuertos Argentina 2000) y peleó fuerte en la Justicia para lograr la habilitación, a pesar de la oposición de los habitantes de la zona.