Casilda: Marani continúa de paro

 A más de dos semanas de iniciado el conflicto en la empresa casildense sigue la medida de fuerza, al igual que en la metalúrgica Iarsa.

Trabajadores en Marani

La empresa casildense Marani tampoco abonó ayer la suma que se comprometió a entregar a cuenta de la deuda salarial que mantiene con el personal. Por tal motivo no se destrabó el conflicto que ya lleva más de dos semanas.

Sólo hizo frente a la mitad del total de la quincena del mes pasado que debía cancelar. Por lo que los trabajadores decidieron en asamblea continuar con el paro de actividades.

Con los plazos de pago dilatados la situación se tensó en medio de un clima de preocupación e incertidumbre.

“La prioridad del gremio es que las empresas siga en pie y se mantengan las fuentes de trabajo. Pero no podemos continuar tolerando incumplimientos”, sintetizó Javier Morinigo tesorero de la Unión Obrera Metalúrgica de Casilda

El dirigente sindical se mostró esperanzado con que “este viernes Marani pague lo que resta de la primera quincena de noviembre. Y haga una buena propuesta para cancelar lo que también le resta de ese mes”. Aunque los obreros también confían en encontrar una salida al problema no ocultaron su malestar.

El caso de Iarsa

La problemática no es menos compleja en la empresa Iarsa donde los trabajadores también están de paro por salarios impagos. Trascendió que hoy la firma podría pagar un porcentaje de lo adeudado para intentar destrabar la situación de conflicto.

De los tres establecimientos metalmecánicos casildenses que comenzaron la semana con paro de actividades por falta de pago, solo surgió una solución aunque “provisoria” en Gherardi, donde el panorama dista de ser favorable ya que además de quedar un porcentaje salarial pendiente de pago la firma adeuda millones de pesos en aportes lo que afecta fundamentalmente el servicio de farmacia para los empleados algo que, de no ser solucionado, podría desembocar en un nuevo foco de conflicto.