El Santo Padre Francisco nombró obispo de La Rioja a Mons. Dante Gustavo Braida. Se trata del santafesino de 50 años, actualmente obispo titular de Tanudaia y auxiliar de Mendoza. El nombramiento fue publicado simultáneamente en Roma y en Buenos Aires. 
Monseñor Braida será el octavo obispo de La Rioja y sucederá a monseñor Marcelo Daniel Colombo.

La sede episcopal de La Rioja había quedado vacante el 22 de mayo de 2018. Cuando el papa Francisco promovió a la sede arzobispal de Mendoza a monseñor Colombo.

Sobre Mons. Dante Gustavo Braida 

Nació en la ciudad de Reconquista, departamento de General Obligado, provincia de Santa Fe, el 18 de julio de 1968.

Efectuó sus estudios secundarios en la Escuela Nacional de Enseñanza Técnica General José de San Martín. Luego cursó la carrera de Ingeniería Electromecánica en la Universidad Tecnológica Nacional de Córdoba.

Formación católica 

Sus estudios filosóficos y teológicos y su formación sacerdotal transcurrieron en el Instituto de estudios filosófico-teológicos Santo Toribio de Mogrovejo, perteneciente al Seminario Interdiocesano La Encarnación, de Resistencia, Chaco.

En ese sentido, se ordenó sacerdote por monseñor Juan Rubén Martínez, entonces obispo de Reconquista, el 21 de abril de 1996 en la catedral de la Inmaculada Concepción, de Reconquista.

Ordenación

Desde su ordenación sacerdotal cumplió los siguientes destinos parroquiales: vicario parroquial de la Inmaculada Concepción de Villa Ocampo, Santa Fe (1996-2000); párroco de San Luis Gonzaga, en Calchaquí, Santa Fe, de 2004 hasta enero de 2006; y párroco de la Inmaculada Concepción, iglesia catedral de Reconquista, de 2009 hasta abril de 2015.

De agosto de 2000 a agosto de 2004 fue enviado por la diócesis de Reconquista en Misión ad gentes a Cuba, donde ejerció su labor pastoral en la parroquia Virgen de la Caridad de la ciudad de Banes, a 80 kilómetros de la ciudad de Holguín.

Otros antecedentes

Fue también asesor diocesano de la Pastoral para las Vocaciones (2004-2006); miembro del Consejo Presbiteral Diocesano (2005-2006 y de 2012 a 2015); formador en el seminario interdiocesano La Encarnación (2006-2009); miembro del Consejo de Consultores Diocesanos (2012 a 2015); miembro del Consejo de Dirección del Instituto Diocesano para la Formación del Diaconado permanente (2011 a 2015); director de Cáritas diocesana (2012); miembro del equipo interdisciplinar “Jeremías” de la Comisión Episcopal de Ministerios-Cemin (2012 a 2015); y desde el año 2013 hasta 2015 fue vicario general de la diócesis de Reconquista.

El 11 de abril de 2015 el papa Francisco lo eligió obispo titular de Tanudaia y auxiliar de la arquidiócesis de Mendoza. Fue ordenado obispo en la parroquia Nuestra Señora de los Dolores y Tránsito de San José de la ciudad de Mendoza, el 12 de junio de 2015 por monseñor Carlos María Franzini, arzobispo de Mendoza, y por los obispos co-consagrantes monseñor Ángel José Macín, obispo de Reconquista y monseñor Martín Fassi, obispo auxiliar de San Isidro.

En la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) es miembro de la Comisión Episcopal para la Pastoral de Juventud y de Apostolado de los Laicos y Pastoral Familiar.