En las últimas horas trascendió una carta que el propio jugador le envió al club azteca en la que niega haber firmado un contrato laboral tal y como afirmaron quienes habrían llevado adelante la negociación en nombre de los “Felinos”, los empresarios Miguel Ángel Guerrero y Alessandro Monfrecola.

Barrera apuntó contra los dos supuestos representantes de Tigres: “En caso de continuar este tipo de conductas, me reservo todas las acciones legales y disciplinarias en FIFA por este impropio proceder”. Además consideró “conductas acosadoras e intimidatorias” las de Guerrero y Monfrecola.