Imputaron al jefe de la barrabrava de Rosario Central, Andrés “Pillín” Bracamonte por amenazar a su ex pareja. La justicia le prohibió la salida del país. El acercamiento a la víctima en un radio de 500 metros y el contacto con la mujer.

Desde Fiscalía informaron que acusaron a Bracamonte en una audiencia imputativa realizada en el Centro de Justicia Penal por el delito de amenazas simples en dos hechos, en calidad de autor y consumado.

A “Pillín” lo imputaron por amenazar a su ex pareja el 27 de marzo pasado. Cuando la mujer –con la que tiene dos hijos– le manifestó que quería terminar la relación. Según la fiscal Luciana Vallarella, de la Oficina de Violencia de Género, la amenazó de muerte con el fin de intimidarla.

La segunda amenaza que imputaron a Bracamonte ocurrió el 19 de octubre, cuando se presentó en la puerta de la casa de su ex pareja abordo de una camioneta, desde la que realizó la intimidación.

La fiscal Vallarella sostuvo que las amenazas fueron se llevaron a cabo en un contexto de violencia de género.

El juez penal de primera instancia Mariano Aliau aceptó la calificación legal presentada por Fiscalía y ordenó la prohibición de salida del país del “Pillín”, firma quincenal ante la Oficina de Gestión Judicial por el plazo de tres meses, prohibición de acercamiento en un radio de 500 metros y prohibición de contacto por cualquier medio hacia la víctima.

“Pillín” fue noticia a finales de octubre, cuando la Dirección Nacional de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos le prohibió el ingreso a todos los estadios del país por el período de seis meses.