Tribunales de Rafaela

Un hombre de 35 años cuyas iniciales son ARM quedó en prisión preventiva en el marco de la investigación iniciada a raíz de una tentativa de homicidio cometida el domingo 2 de diciembre en la ciudad de Rafaela. Así lo dispuso el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Osvaldo Carlos, a raíz del pedido formulado por el fiscal Guillermo Loyola en una audiencia de medidas cautelares realizada ayer en los tribunales rafaelinos.

El funcionario del MPA le atribuyó al hombre investigado la autoría de los delitos de amenazas calificadas por el uso de arma de fuego (primer hecho); tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego (segundo hecho) y tenencia indebida de arma de fuego de uso civil (tercer hecho).

Cinco disparos

La tentativa de homicidio que investiga Loyola se cometió aproximadamente a las 22:00 del domingo 2 de diciembre.

“Una mujer estaba sentada en una motocicleta estacionada en calle Suipacha al 900 de Rafaela, cuando se le acercó otra moto con ARM y otro hombre que aún nose identificó”. Informó el fiscal. “El imputado llevaba un arma en la cintura, sin la debida autorización y en condiciones de uso inmediato”. Agregó.

El funcionario del MPA sostuvo que “a dos metros de la víctima aproximadamente, ARM extrajo el arma y le efectuó cinco disparos. Uno de ellos impactó en el celular que la mujer tenía dentro de la mochila, y que tenía puesta en su espalda”.

“Si bien el homicidio no se consumó por circunstancias ajenas a la voluntad del autor de los disparos, es claro que este hombre actuó con conocimiento del peligro para la vida de la víctima”, concluyó.

Los otros dos delitos

En relación a los otros delitos que se le atribuyen al imputado, Loyola explicó que el primero de ellos se cometió alrededor de las 13:00 del martes 23 de octubre, también en la ciudad de Rafaela. “El imputado le gritó y luego le apuntó con un arma de fuego a otro hombre que, junto a su novia, se trasladaban en moto en inmediaciones de Bv. Lehmann y la calle Cerdán”.

El segundo hecho ilícito se cometió el viernes 7 de diciembre. “En el marco de un allanamiento realizado en la casa del imputado, personal policial halló dentro de una habitación –y dentro de un placard– un arma de fuego sin la debida autorización legal”. Finalizó Loyola.