Imagen ilustrativa.

La Unión Industrial Argentina presentó ayer al gobierno nacional una seria de medidas para movilizar la producción de las pequeñas y medianas empresas industriales. La intención de la entidad es, a partir de un documento estructurado sobre seis ejes principales, ofrecer acciones concretas para mejorar las posibilidades de un sector que se encuentra en un estado delicado por la caída de ventas, los aumentos de costos (muchos de ellos en dólares) y la escasa y cara financiación para las industrias y comercios.

Miembros de la Unión Industrial de Santa Fe reflejaron que por un lado el documento marca la importancia de la industria nacional en el movimiento económico del país, con más de 1.200.000 empleos directos (el 20% del empleo total); con 58 mil empresas industriales con más de 100 mil plantas distribuidas a lo largo y ancho de todo el país; y con casi el 30% de la recaudación en impuestos de Afip que proviene del sector industrial, entre otras cuestiones.

En tanto, por otro lado, los industriales sostienen que es necesario avanzar, trabajar y profundizar las acciones en los siguientes temas: ley pyme, política tributaria, herramientas de financiamiento, internacionalización y exportaciones, potenciación del mercado interno, y costo energético. Sobre estos seis ejes se cimentan las 35 propuestas del sector para salir de la crisis.

“El financiamiento y la política tributaria tiene que ser lo que salga más rápido, como también reglamentar la ley pyme. Son todas cosas viables que las vemos y que no tienen costo. Hay mucho capital ocioso, en base al Ansés y el Banco Central que tienen capitales inmovilizados y que sin dudas podría implementar líneas productivas. Con la parte tributaria lo mismo y sobre el costo energético ya sabemos que se pueden tomar medidas inmediatamente también”, estimaron industriales santafesinos.

“Creemos sin lugar a dudas que lo que está pasando es por las políticas económicas del gobierno y no por mala voluntad del sector empresarial”

En ese contexto, si bien se valora el diálogo y la apertura de las autoridades a escuchar, la limitante para los funcionarios del Ministerio de la Producción de Nación es la política fijada por el Ministerio de Economía. Además, desde las pymes locales sostienen que “se está cambiando el eje de la discusión” y se está poniendo más el foco en lo que deben hacer las empresas para salir de la crisis, y no tanto en lo que debe hacer el gobierno para que la empresas se recuperen.

“Sabemos que no pueden hacer nada en un contexto de bajas ventas y tasas de interés impagables. Creemos sin lugar a dudas que lo que está pasando es por las políticas económicas del gobierno y no por mala voluntad del sector empresarial”. Expresaron.

Santa Fe y un balance negativo para la industria

Consultados respecto del cierre de año que se avecina y cuál es el balance que hacen los industriales, Alejandro Taborda, miembro de comisión directiva de UISF y también de Fisfe (Federación Industrial de Santa Fe) estimó que “la caída anual de la industria va a estar arriba del 9%”.

“La industria santafesina no escapa a la realidad del país y hay muchísimas empresas complicadas. Algunas de renombre, es preocupante la situación. Todos estos documentos intentan poner en alerta al sector político, que creemos que está ausente y no valora la gravedad de la situación productiva, y además no brinda soluciones. No son quejas, por la queja misma, sino que estamos brindando soluciones, muchas de ellas prácticas y que se podrían hacer casi sin necesidad de gastos. Es más, creemos que la recuperación económica sin lugar a dudas va a elevar la recaudación tributaria y van a mejorar los números”, expresó.

En tanto, advirtió que si no hay un cambio de rumbo, “no habrá recuperación en ningún rubro durante todo el año próximo”.

“Es más, creemos que en marzo habrá dificultades tremendas porque aún no se va a observar la recuperación del campo prevista, recién en abril se empezaría a liquidar divisas. Si no hay reacciones rápidas como para que en enero y febrero nos acomodemos, evidentemente no vamos a llegar con esta situación a un segundo semestre de recuperación como espera el gobierno. Hay que tomar medidas ya”, advirtió y completó: “Vamos a cerrar el año con unos 6.000 empleos menos y hay casi 500 empresas que han cerrado y hay otras tantas con problemas”.

Las 35 medidas

Con eje en la ley pyme
  • Permitir que los beneficios tributarios que actualmente pueden tomarse a cuenta del Impuesto a las Ganancias, se tomen a cuenta del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) así como de las Contribuciones Patronales (F-931).
  • Desarrollo regional: reglamentar la ampliación de beneficios para empresas industriales en zonas fronterizas para estimular el desarrollo regional.
  • Deuda de Afip con empresas: devolución de saldos impositivos a favor. El artículo 8 de la ley pyme habilita al Gobierno Nacional a impulsar aquellas medidas tendientes a abonar deudas impositivas a partir de saldos acreedores.
  • Prorrogar artículo 15º de la ley. Extender por cinco años el régimen que establece la devolución de hasta un 10% de la inversión productiva. Ampliar para que pueda tomarse no únicamente a cuenta de Ganancias.
  • Modificar el artículo 50º. Elevar inversiones de Aseguradoras en instrumentos pymes del 3% al 10%, según el artículo 50º que habilita a la fijación del piso de inversiones en instrumentos pyme.
Con eje en la política tributaria
  • Suspensión del Scoring. Suspensión de las ejecuciones fiscales y embargos de manera temporal en el actual contexto de contracción y elevadas tasas de interés.
  • Anticipos de impuestos. Suspensión del régimen de calificación de contribuyentes (Scoring) de manera temporal en el actual contexto de contracción y elevadas tasas de interés.
  • Suspensión o modificación del esquema de Anticipos. Esto representaría un alivio financiero para las empresas en el actual contexto de elevado costo de financiamiento. Las pymes industriales pagaron 5.694 millones en concepto de Anticipo de Ganancias entre enero y julio 2018.
  • Beneficio 814. Amortización acelerada en un año por la incorporación de nuevas máquinas para promover la Industria 4.0. en el sector productivo.
  • Adelanto de Beneficios. Marcha atrás con la eliminación progresiva de los beneficios regionales contemplados en el Decreto 814/01 que permite que se beneficie a las empresas del Interior.
  • Adelantar los beneficios previstos en la Reforma Tributaria. Implementación completa (no escalonada) del mínimo no imponible (12 mil pesos) a partir del cual se pagan las contribuciones patronales. Según la reforma tributaria, el mínimo no imponible en 2019 sería de $4.800 (ajustado por inflación).
  • Creación de Cuenta Tributaria Única. Habilitar para pymes el revalúo de activos sin costo/pago de alícuota.
  • Devolución automática de saldos a favor. Crear una cuenta única tributaria que permita unificar saldos deudores y acreedores de un mismo agente.
  • Agilizar tiempos de devolución de saldos de IVA y reintegros. El Gobierno logró acelerar los procesos de devoluciones de reintegros de exportaciones/IVA con respecto a años previos. Sin embargo, continúan existiendo demoras. Hasta octubre 2018 había reintegros a la exportación no pagados por 374 millones de dólares.
Con eje en el financiamiento
  • Inversiones Productivas del FGS (Ansés). Incrementar inversiones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad en activos pymes para generar más demanda de títulos y promover la producción y el empleo.
  • Bonificación de Tasas y Limitar pedidos de reciprocidad. Reponer la Línea de Financiamiento para la Producción (LCIP) hasta 2020.
  • La LCIP fue el principal instrumento de financiamiento pyme en 2017. Ampliar los fondos para bonificar tasas y limitar los pedidos de reciprocidad planteados por los bancos para garantizar una distribución federal.
  • Establecer plazos máximos de monetización de créditos. Limitar los plazos entre que los créditos se aprueban y efectivamente se otorgan. También acortar los plazos de análisis de las carpetas.
  • Reglamentación Factura de Crédito Electrónica (FCE). Exención del pago de impuestos a los créditos y débitos a los FCI cerrados.
  • Avanzar en la reglamentación y en la posterior extensión a todos los sectores de la economía. También generar incentivos fiscales para potenciar la demanda.
Con eje en la potenciación del mercado interno
  • Planes para aumentar la demanda Propuesta: Extender “Ahora 3, 6, 12 y 18” hasta el 31 de diciembre de 2019 con una reducción del costo del financiamiento.
  • Monitoreo e Implementación de la Ley de Compre Argentino. Cumplimiento del régimen por parte de todos los sujetos obligados. Información Adicional: La Ley de Compre Argentino establece margen de preferencia del 8% para empresas grandes y 15% para pymes. Existen esquemas similares en múltiples países: en EE. UU. es del 6% para grandes y 12% para pymes.
  • Repro: Aceleración de la ejecución y mayor fondeo. Acelerar el otorgamiento de los Repro para las empresas que atraviesan delicadas coyunturas para preservar el empleo.
  • Reglamentos técnicos y antidumping. Acelerar implementación, procesos y simplificación.
Con eje en Internacionalización y Exportaciones
  • Prefinanciación de exportaciones. Agilizar, promover y mejorar las condiciones (tasa y plazo) para prefinanciar exportaciones contemplando también períodos de gracia según cada sector.
  • Instrumentos de Financiamiento alternativos. Crear seguros de crédito y avales con instituciones del exterior para financiar exportaciones. Potenciar instrumentos como el Forfaiting.
  • Reintegros a las exportaciones. Dar marcha atrás con la implementación de derechos de exportación del 12% (con
    topes de $3 y $4) impuestas en septiembre de 2018.
  • Información Comercio Exterior. Revertir la reducción de los reintegros implementada en 2018.
  • Restablecer la disponibilidad de los datos desagregados de Comercio Exterior de manera pública.
Con eje en el costo energético
  • Eficiencia energética. Ampliar el universo de pymes incluidas en el régimen y confirmar su extensión en el tiempo para amortiguar parcialmente los aumentos tarifarios.
  • Tarifas energéticas. Retomar programa para financiar, parcialmente, los diagnósticos de eficiencia energética, así como la posterior implementación de estas recomendaciones.
  • Reducción de la presión tributaria nacional y provincial en tarifas.
  • Contratación de potencia. Bajar dispersión de costos entre usuarios con consumos semejantes.
  • Traslado del horario pico de 18 horas a 20 horas. Dar mayor flexibilidad para repactar la contratación de potencia.
  • Establecer el horario pico con posterioridad a las 20 horas. Las empresas de doble turno usan sus franjas de horario laborable de 4 a 12 y de 12 a 2. Por lo que el horario de 18 a 20 horas es altamente perjudicial e impacta negativamente en la estructura de costos.