En el marco del Plan de Reforestación que lleva adelante el Puerto de Santa Fe, durante este año se plantaron 272 especies arbóreas en la jurisdicción portuaria. Según explicó el presidente del Ente Administrador, Sebastián Simez, “trabajar en acciones ambientales es uno de nuestros objetivos. Al igual que gestionar la entrada de granos reactivar la terminal de contenedores o avanzar en desarrollos dentro del máster plan”.

Además, expresó que “junto con el ministerio de Medio Ambiente nos propusimos realizar un plan de forestación. Por lo que este año el puerto recibió casi 300 árboles. El objetivo es poner mil árboles en los próximos años. Porque entendemos el beneficio que aportan pero también queremos ser sustentables”.

Simez enmarcó las acciones en un plan ambiental más amplio que incluye desde el uso de energías renovables hasta obras de movilidad alternativas como ciclovías y bicicleteros. Esto supone, a su vez, abrir el espacio portuario para que sea accesible y atractivo para la ciudadanía.

“El puerto es uno de los lugares más lindos de la ciudad y tiene que ser turístico también. Por eso tenemos en estudio un proyecto del concejal Emilio Jatón para hacer una costanera y estamos muy entusiasmados con que se pueda concretar porque será un espacio público y accesible para todos”. Concluyó.

PUERTO VERDE

Laura Berros, del área de Ambiente del Ente, dijo que 2018 “fue el año en que más ejemplares se plantaron” . Y detalló que eso fue posible porque se presentó un proyecto ante la dirección provincial de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente de Santa Fe, en el que se indicaba qué especies se necesitaban, dónde iban a ubicarse y los objetivos ambientales a cumplir con dicha acción.

Aprobado el plan elevado por el Ente y cumplimentados los plazos, la cartera provincial proporcionó los ejemplares y el organismo portuario se encargó de plantarlos con personal propio. Además de hacer el correspondiente mantenimiento.

Se trata de 202 lapachos amarillos y rosados. 24 ibirá pita. 26 jacarandaes y 20 tipas distribuidos en cintas verdes, ciclovías, sobre la línea de ribera del canal de derivación norte y en la cabecera de la dársena 1.

“El puerto es uno de los lugares más lindos de la ciudad y tiene que ser turístico también”

Berros explicó la importancia de incorporar árboles en espacios urbanos: “Tiene distintos beneficios, ya que son reguladores de temperatura, filtran partículas del aire, captan dióxido de carbono y generan un ambiente más propicio para las especies que viven en las ciudades, configurando un paisaje estético agradable a la vista”.

La elección de las especies no fue al azar sino que “se seleccionaron teniendo en cuenta que fueran nativas. Para que se adapten mejor al ambiente. También quisimos que tuvieran flores en distintas épocas del año. Así prolongamos la floración y las ubicamos en lugares donde pudieran desarrollarse correctamente según el tamaño de cada especie”. Indicó.

La encargada del área ambiental del Ente portuario destacó que “tenemos pensado continuar el año que viene con la forestación. Especialmente en las veredas. A medida que se vayan desarrollando las calles y obras de infraestructura vamos a ir acompañándolo con cintas verdes y arbolado”.

Así se completarán las cortinas forestales creadas en el límite oeste de la terminal de contenedores, la playa de contenedores y la terminal de agrograneles, con especies perennes como casuarinas, grevilleas y ficus.