Desarrollado por la empresa holandesa Just Games, un juego sobre el narcotraficante Pablo Escobar reta a los participantes mayores de 18 años a llevar parcelas de cocaína hasta Florida, EE.UU., y convertirse en el “rey de los cárteles”.

“En este juego controla a tu propio cártel y guía la producción de parcelas de coca hasta que sean vendidas en EE.UU.”, dice la promoción de este juego de mesa, inspirado en el mayor narcotraficante del mundo en la historia.

“Just Game”

Según indica su página web oficial el juego busca que los participantes utilicen estrategias de gestión del tráfico de drogas desde Colombia hasta Estados Unidos.

Según la compañía de juegos, el objetivo sería: “Controle sus finanzas y conviértase en el mejor productor de coca. También puede invertir en comercializarlo y transportarlo. Use el dinero correctamente para que los cargamentos lleguen más rápido a la Florida. Especialícese en diferentes habilidades incrementando su poder y haga alianzas para convertirse en el criminal más rico de la historia”.

Los creadores han difundido a través de las redes sociales un vídeo explicativo para los usuarios. Con esto, buscan comercializar el juego en Holanda, Alemania, Inglaterra y Francia.

El juego incluye un dado, tarjetas con operaciones posibles, billetes de banco y cuatro tableros. Cada uno correspondiente a un jugador del Cártel de Medellín, el Cártel de Cali y las organizaciones M-19 y las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En los años ochenta y principios de los noventa, el máximo líder del cártel de Medellín controlaba casi toda la cadena de suministro de cocaína. Desde la importación desde Perú y Bolivia hasta su almacenamiento y envío de la droga a Estados Unidos.

La indignación de los colombianos no se ha hecho esperar y lo han denunciado en redes. A las publicaciones las acompañaron con la etiqueta #EscobarNotGame (Escobar no es un juego). Algunas personas lamentaron el estigma que generan este tipo de productos.

Pablo Escobar instauró una era de terror en Colombia. La misma incluyó asesinatos a policías, miembros de cárteles contrarios, el homicidio del candidato presidencial Luis Carlos Galán Sarmiento. Además, asesinaron 200 funcionarios de la Corte, 40 jueces. Sin olvidar, la explosión de bombas en lugares públicos, incluyendo un avión comercial.

Debido a la guerra entre los cárteles, la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes en Colombia pasó de 35 en 1982, a casi 80 en 1990. Según indica un acuerdo con un estudio del Banco de Colombia.