Foto ilustrativa

Desde la Agrupación Ramón Carrillo manifiestan profundo dolor e indignación. Es ante el “aberrante aborto realizado en la Ciudad de Concordia en el Hospital Masvernat”. 

Según información periodística, la jueza de familia Belén Estevez sin carrera ni experiencia en la justicia, posibilitó el cumplimiento al protocolo sin que llegara a judicializarse el caso y sin contemplar la edad gestacional del embarazo. Pero el hecho tomo ribetes terroríficos cuando al producirse el aborto se constató el nacimiento de una niña de 5 meses de gestación (22 semanas), la que fue abandonada a su suerte en una chata mientras agonizaba.

Según relatos de los propios testigos la beba estuvo con vida por aproximadamente 10 Hs.

¿Qué clase de Sociedad estamos construyendo, a que crueldad extrema llegamos cuando negamos brindar asistencia médica a un niño inocente que fallecerá con seguridad por asfixia si no es socorrido? Las sociedades modernas son aquellas que defienden los derechos de los más débiles, de los más vulnerables. Que ser humano puede ser más vulnerable, que un niño inocente que acaba de ser extraído del vientre materno, en forma violenta e intempestiva y que es abandonado hacia una muerte segura.

Le preguntamos a la Sra. Jueza:

¿que prevé el protocolo ILE para casos como el de esta niña/o que nace con vida?

¿Abandonarla a su muerte?

¿Matarla luego de nacer?

No dice nada al respecto dicho protocolo. Cualquiera de las opciones es profundamente inhumana y terriblemente cruel.

Ningún derecho individual puede justificar la eliminación de la vida humana del que no se puede defender. Cuando una mujer está embarazada, no hablamos de una vida sino de dos, la de la madre y la de su hijo/a en gestación. Ambas deben ser preservadas y respetadas. El derecho a la vida es el derecho humano fundamental.

Como hemos denunciado públicamente en otras oportunidades, referimos con toda claridad que abortos similares se están realizando a diario en el territorio de la Provincia de Santa Fe, propiciado por el Gobierno a través del Ministerio de Salud. Con la misma crueldad y desapego por la vida humana trabaja el poder  ejecutivo en Santa Fe. Nos sumamos al pedido de la ciudadanía de Concordia a pedir a su Gobernador que elimine el protocolo ILE en la Provincia de Entre Ríos y de la misma forma exhortamos al gobierno de Santa Fe para que obre de la misma manera.

Insistimos en la necesidad de implementar como alternativa válida para evitar el aborto, fomentar un dispositivo de ayuda y promoción a la mujer en conflicto con el embarazo, y solicitamos a nuestros legisladores trabajar en ese sentido apoyando los múltiples proyectos que adhieren a esta estrategia.

Parafraseando al Dr Bernad Nathanson

Como científico no creo, yo sé y conozco que la vida humana comienza en la concepción. Y aunque no soy de una religión determinada, creo con todo mi corazón que existe una divinidad que nos ordena finalizar para siempre este infinitamente triste y vergonzoso crimen contra la humanidad”.

Para finalizar, el Ejecutivo, no tendría que dar explicaciones? Y el poder judicial, no tendría que actuar de oficio? Ya que el bebe estuvo 10 horas depositado arriba de una mesa.