Según informaron fuentes policiales un hombre acudió a un móvil policial que estaba estacionado en Lorenzo Batlle al 4200 porque su hija estaba pariendo en su casa.

 

El papá de la joven solicitó ayuda a un móvil policial que estaba en inmediaciones a su domicilio y los agentes colaboraron con el trabajo de parto. La chica dijo desconocer que estaba embarazada. Lo mismo manifestaron su papá y mamá.

Los policías Jorge Vallejos, de la subcomisaría 2ª, y Mercedes Molina, de la División Personal, acudieron al domicilio y siguieron las instrucciones de personal del Sies a través de una comunicación telefónica. Procedieron a cortar el cordón umbilical y asistieron al recién nacido y a la mamá.

Un móvil del Sies arribó al lugar y una médica entrevistó a la adolescente, quien contó que éste era su segundo hijo. Agregó que no se había hecho controles porque desconocía estar embarazada.

El recién nacido se trasladó junto con su madre al hospital Centenario. La mamá de la adolescente expresó que se enteró del embarazo de su hija cuando comenzó con el trabajo de parto este domingo.