El salaíto depende de sí mismo, aunque peleará con su rival, y de visitante, la clasificación a la Copa Argentina 2019. El tercer lugar está en juego y Argentino llega un punto abajo de Atlas, por eso no le alcanza con empatar. Debe traerse la victoria de una cancha en la que la última vez que ganó (3-2) fue en 2016 y con ello volverá a esta competencia que acaba de ganar Rosario Central, y en la que no participa desde la edición 2014/2015 (1-2 ante Juv. Unida, el 22/11/2014).

Argentino está ante esta chance porque el tribunal de apelaciones le dio por ganado 1-0 el partido ante Cambaceres (lo había perdido pero el conjunto de Ensenada incluyó a un jugador profesional).