Se trata de Dolores Encina de 84 años quien vive sola en la vivienda ubicada en calle Colón al 400. De su hogar faltaron un televisor entre otras pertenencias.

Los familiares de la anciana acudieron a la vivienda porque ella no respondía a los llamados. Fue allí cuando se encontraron con el espanto: estaba salvajemente golpeada.

Encontraron a Dolores Encina sentada en el inodoro, completamente desnuda. Además, tenía el rostro totalmente desfigurado ensangrentada, producto de una feroz paliza que recibió.

En el lugar notaron la faltante de un Televisor al momento. En tanto, el servicio de AME asistió a la abuela y la trasladó al hospital donde permanece en terapia intensiva en estado de shock y con fractura de cráneo.

En el lugar trabajo el personal de la División Científica Forense Región 4 Reconquista y PDI.