Tres años de prisión para un joven que agredió a dos mujeres en Suardi

Se trata de Matías Ezequiel Vallejos de 21 años. Las víctimas son su empleadora y su pareja conviviente. La fiscal que investigó los hechos es Favia Burella.

Prisión

Un joven de 21 años identificado como Matías Ezequiel Vallejos fue condenado a tres años de prisión por lesiones en la ciudad de Suardi. Así lo resolvió el juez Hugo Tallarico en el marco de un juicio abreviado realizado en los tribunales de San Cristóbal.

La condena fue por la autoría de los delitos de lesiones graves dolosas calificadas por la alevosía (primer hecho); lesiones leves dolosas calificadas por la relación de pareja, amenazas simples e instigador para cometer privación ilegítima de la libertad agravado por haber sido cometido simulando ser orden de autoridad. Todo en concurso real.

La fiscal que investigó los ilícitos es Favia Burella -de la Sección de la Violencia de Género Familiar y Sexual- mientras que el abogado del condenado fue Héctor Curi Huespe.

Los hechos

El primer ilícito que investigó la funcionaria fue cometido el domingo 29 de mayo de 2016. “Vallejos estaba trabajando en el establecimiento tambero ‘La Argentina’ de la zona rural de Suardi. Llamó a su empleadora -una mujer de 19 años- hasta el piquete de pre-parto del establecimiento. La tomó por sorpresa, abordándola por la espalda, entrelazándola con sus piernas -en una especie de traba- y dejándola caer al suelo. Luego la abandonó en el piso y se fugó del lugar”, explicó Burella. “Como resultado de este accionar, la víctima resultó con luxación de tibia como producto del ataque”, agregó.

Respecto del segundo hecho, la fiscal detalló que “la noche del lunes 5 de noviembre -en el marco de una discusión en el domicilio de los convivientes- el condenado le propinó golpes de puño a su pareja. La mujer cayó al suelo y, una vez en el piso, Vallejos continuó con golpes de patadas hacia la víctima”.

“La agresión cesó por la intervención de un tercero que lo apartó, mientras que continuaba intimidando a la mujer con amenazas. Luego se dio a la fuga ante el inminente arribo de personal policial”, informó.

“Dos días después, el condenado le ofreció dinero a un hombre para que se haga presente en el domicilio donde se encontraba su pareja (en la localidad de Colonia Vignau, Córdoba). Vallejos le solicitó a este hombre que simule ser una autoridad policial proveniente de la Comisaría de Suardi, introdujera a la víctima junto a su hija menor de edad en un automóvil para realizar supuestos estudios en el hospital de esa localidad”, detalló Burella.