Este jueves por la tarde encontraron el cuerpo de Eithan, un nene de 18 meses que el lunes cayó a las aguas del Arroyo Leyes.

El siniestro ocurrió en un predio privado donde funciona una guardería náutica, a la altura del kilómetro 23,5 de la Ruta Provincial 1.

El cuerpo del menor estaba a la altura de Rincón Potrero.

El drama se desató en las últimas horas de la tarde del lunes, cuando el pequeño Eithan, en un descuido de sus familiares, se acercó hasta la barranca hasta caer en el torrentoso curso de agua.

Del penoso hecho se tuvo conocimiento cerca de las 18.30, cuando un hombre (que es el abuelo de la criatura) llegó visiblemente conmocionado hasta la comisaría del lugar pidiendo auxilio a los gritos.

La denuncia

Miguel Camargo, abuelo de Eithan, indicó en su denuncia que se encontraba en el patio de la vivienda juntando unos envases, mientras su hija, de 23 años, tendía la ropa. Y que fue en dicha circunstancia cuando en un descuido el pequeño se acercó a la barranca y cayó, desapareciendo entre las aguas.

A partir de entonces, se ordenó de inmediato un operativo de búsqueda del que tomaron parte buzos tácticos de la Policía Provincial, Prefectura Naval Argentina, Bomberos, Guardia Rural (Los Pumas) y agentes de Defensa Civil.

Las tareas de rastrillaje se iniciaron pasadas las 19 y prosiguieron hasta el jueves (los trabajos que se suspendían con la llegada de la noche).

El personal especializado en este tipo de búsquedas contó además con la colaboración de los vecinos de la zona (en su mayoría pescadores) que, a su modo, acercan los secretos del lugar.

La búsqueda del niño fue de extrema dificultad, ya que el arroyo Leyes -perteneciente al sistema del río Paraná- es caudaloso y se caracteriza por tener en ese lugar una fuerte correntada, a lo que debe añadirse que está crecido.

En la zona donde se produjo el incidente hay cámaras de seguridad que registraron el momento exacto de la tragedia, según comentaron fuentes vinculadas a la investigación de este hecho.