Bernarda Massolo sigue en la terapia del Cullen, pero evoluciona favorablemente.

 

“Ayer se la pudo desconectar del respirador. Está respirando por sus propios medios, con soporte permanente de oxígeno” dijo el director del Hospital José María Cullen, Juan Pablo Poletti.

El médico anunció que Bernarda “salió del coma inducido y está adormecida por las drogas, pero responde a órdenes simples. También recibe visita de familiares”.

Para el director del Cullen “el apoyo del grupo familiar y del equipo de salud mental especializado en área crítica es clave”.

Por otra parte, la paciente “continúa con curaciones diarias, con antibiótico-terapia y con soporte de los órganos vitales, que por ahora no han sufrido complicaciones”.

“Por ahora va a continuar internada en la Terapia Intensiva, sigue siendo una paciente crítica con pronóstico reservado, pese a que evoluciona favorablemente”.