Así lo expresó Lucas Maguid, concejal justicialista, se refirió a un proyecto que impulsa para ayudar a víctimas de trata de reinsertarse al mundo laboral.

Al aire de Cadena Oh! Maguid expresó: “Hoy se aprobaría este proyecto que nos ha llevado dos años de trabajo. Está planteado para que las víctimas de trata de personas puedan empezar una vida, como todos nosotros. Se trabaja con la víctima y con los empleadores privados, dándole algunos beneficios impositivos. Pero, principalmente, acompañamiento y seguimiento para incorporar a la víctima de este delito. Como para también fomentar su negocio”.

Beneficios

En cuanto a la medida específica, el edil contó que “se le bajaría algunos puntos del DREI. Lo principal sería elaborar un registro donde estos empleadores privados, comerciantes, empresarios quieran empezar por este camino. Y en caso que no haya oferentes, que la municipalidad empiece a trabajar en que se interesen. Tenemos muchas víctimas que están en la casa y no encuentran un camino en su vida, porque el Estado pasó en acompañarlas. No es darle un subsidio o un empleo desde el Estado, es mostrarle que pueden valerse por sí misma, hay que acompañarlas para que terminen sus estudios, que puedan empezar a trabajar en cualquier lado. Porque a esas personas lo que muchas veces les falta es la seguridad, es la seguridad que el Estado le tiene que dar de ser igual a otro, que todos somos iguales”.

Por último, comentó: “Fue trabajado con dos compañeras empleadas públicas que trabajan en el Programa de víctimas de trata del Ministerio de Justicia de la Nación. Ellas se encargan de recoger a las víctimas cuando se hace un allanamiento o cierre de cabaret. Nos explicaron que más allá del acompañamiento y lo que pueden hacer, su función queda inconclusa cuando esa persona que fue víctima tiene que volver a una vida normal. Eso nos sorprendió porque el Estado no tiene que estar sólo siguiendo el delito, sino proteger y ayudar a la víctima. Estas chicas víctimas de tratas han arrancado a los 12, 13 años y cuando son rescatadas están en mayoría de edad, o sea que no vieron otra vida. Es para que puedan ver otro camino y soñar con ser personas normales y no volver a ese maldito círculo del que muchas veces no se puede salir”.