El imputado tiene 21 años y sus iniciales son DEA. Así lo resolvió el juez Alejandro Mognaschi en una audiencia de revisión de la medida cautelar. La fiscal Lorena Korakis también le imputó dos nuevos hechos delictivos.

Un joven de 21 años cuyas iniciales son DEA volverá a prisión preventiva. Es en el marco de una investigación por diversos ilícitos cometidos en Rafaela entre marzo y noviembre de este año. Así lo resolvió el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Alejandro Mognaschi.

Desde abril, DEA permaneció en la alcaidía local hasta fines de septiembre pasado. Allí fue trasladado a una institución para su internación. Luego se fugó y cometió nuevos ilícitos.

La fiscal Korakis amplió la imputación realizada en abril le atribuyó ayer al imputado la autoría de los delitos de hurto y robo simple.

Nuevos hechos

Korakis informó que “el viernes 19 de octubre -pasadas las 16:00-, DEA ingresó al patio de un complejo de departamentos ubicados en calle Cossettini al 900 de la ciudad de Rafaela. Aprovechó la oportunidad de que el portón de acceso al estacionamiento se encontraba abierto y se apoderó ilegítimamente de una bicicleta que estaba sin medidas de seguridad en un bicicletero que hay en el lugar”.

“En relación al segundo hecho, el pasado martes 27 de noviembre aproximadamente a las 23:50, el imputado le sustrajo el celular a una mujer que estaba en inmediaciones de Flaminio del Signorie al 1400 de la misma ciudad. Actuó con violencia y se fugó con el teléfono”, concluyó.