La delegación arribó al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas de la capital española y luego ingresó a las 2.45 (hora de Argentina) al hotel Eurostars Madrid Tower, uno de los rascacielos más altos de España con 236 metros de altura e inaugurado en 2008.

Fueron pocos los hinchas que fueron al hotel para recibir a sus jugadores, a los que se vio con caras de cansancio tras un largo viaje desde Buenos Aires, aunque se hicieron notar con sus cánticos y aplausos.

La delegación tiene a los 28 integrantes de la lista de buena fe, incluyendo al colombiano Rafael Borré, quien está suspendido, y no viajaron el juvenil David Martínez y el zaguero Luciano Lollo, que se quedó en Buenos Aires para seguir con la recuperación del dedo de su píe derecho