La Superliga elevó una carta a la Confederación Sudamericana en la cual repudia todos los cambios de programación y sede que hubieron en torno a la final de Copa Libertadores entre los dos equipos más grandes de la Argentina.

“Los representantes de los clubes de Primera División del fútbol argentino, congregados con motivo de la habitual reunión de Comité Ejecutivo de la Superliga Argentina de Fútbol, quieren expresar su preocupación, alarma y desagrado por el perjuicio que la CONMEBOL ha provocado en la competencia que aglutina a las instituciones participantes del torneo local”, arranca la misiva.

“Los permanentes cambios de fecha decididos en forma unilateral por la Confederación Sudamericana de Fútbol, sin consultarlos con los clubes participantes de la instancia final del torneo continental ni con la Superliga han provocado un enorme daño a la competencia interna de nuestro fútbol”, continúa.