Aunque cueste de creer, las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea son relativamente nuevas. Diez años atrás era impensado que algo de esta índole pudiera impactar en una relación de cualquier naturaleza. Sin embargo, la tecnología cambió drásticamente la forma en la que nos comunicamos.

Si bien este tipo de herramientas ha servido para conectar personas que se encuentran lejos, también pueden alejar a aquellos que están cerca. Por otro lado, nos convirtió en impacientes. Lejos quedaron los días en los que no contestar un sms por dos horas no era visto como una falta de interés. Esta necesidad de inmediatez se traspasó irremediablemente a las relaciones sentimentales, que se ven afectadas en cualquier etapa de las mismas por la tecnología.

Las redes sociales en particular modificaron nuestro comportamiento y esto puede afectar de forma negativa a nuestras relaciones amorosas. Además, impactan de distinta manera según en la etapa de la relación en la que nos encontramos.

Al principio de una relación

Los servicios de mensajería instantánea te puede ayudar a aliviar las ganas de ver a la otra persona por la facilidad de conexión que permiten. Pero se trata de un arma de doble filo. La recepción de mensajes inmediata despierta el deseo de una respuesta rápida. De no contestar cuando queremos que el otro lo haga, puede causar preocupación, ansiedad y hasta obsesión.

Consejo: tratá de relajarte y no dejar que la impaciencia te domine. Si no lo lográs, irónicamente podés usar la tecnología: sacá el tic azul y la hora de la última conexión y eliminás factores con los que obsesionarte.

En una relación consolidada

Hay personas que necesitan compartir en todo momento lo que hacen con su compañero. Prestar demasiado atención a las pantallas puede incluso generar problemas.

Los servicios de mensajería instantánea también pueden suponer un problema. Si un miembro de la pareja está todo el tiempo conectado el otro se puede sentir inseguro y hasta sospechar de una infidelidad. Por otro lado, en las relaciones tóxicas se usa como una herramienta para controlar al compañero.

Consejo: aprovechá las ventajas que suponen los servicios de mensajería instantánea y confía en tu pareja. Por otro lado, la ciencia ya se encargó de corroborar que las parejas felices no presumen de su relación en las redes sociales. Por lo que quizá es mejor disfrutar más de la realidad y menos del mundo online.

Durante la ruptura

Las redes sociales se suelen usar en esta etapa para enviar indirectas, mantener un control del otro o tratar de dar celos.

Consejo: no dejes que las redes sociales marquen tu forma de actuar. Tomá la decisión que más bien le haga a tu mente: o bloqueá a tu ex o seguilo, pero no le dediques tu atención ni tampoco condiciones tu accionar.