Lo solicitó la fiscal Paloma Ochoa por presunta defraudación al Estado. Es por el caso del programa de viviendas sociales manejado por Sergio Schoklender.

La fiscal federal Paloma Ochoa pidió enviar a juicio oral a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. Por la causa del programa “Sueños Compartidos” de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

El dictamen incluyó a Bonafini en el listado de otros acusados con un anterior pedido de envío a juicio. También están los hermanos Pablo y Sergio Schoklender.

Ochoa había excluido a Bonafini de un primer dictamen por entender que faltaban medidas de pruebas. Pero ahora la incluyó para no dilatar la investigación.

Martínez De Giorgi sostuvo que Bonafini estaba al tanto de los “desmanejos financieros” que se realizaban.

Bonafini deberá ser juzgada, de acuerdo al dictamen fiscal, como partícipe secundaria de “defraudación a la administración pública” a raíz de presuntos desvíos del dinero que el Estado entregó a la Fundación para el programa de viviendas sociales y cuya administración se delegó en otro procesado, Sergio Schoklender.