Ambos mandatarios lograron un acuerdo
Ambos mandatarios acordaron una tregua de 90 días. Se comprometieron a no imponerse nuevos aranceles a partir del 1 de enero de 2019.

 

El acuerdo fue durante la comida que, junto a varios colaboradores, celebraron luego de que finalizaran las sesiones del Grupo de los 20 (G20).

“Los presidentes Trump y Xi accedieron a comenzar inmediatamente negociaciones sobre cambios estructurales en los asuntos comerciales y tecnológicos que los enfrentan”. Así loafirmó la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Trump resolvió suspender por 90 días su decisión de aumentar de 10% a 25% los aranceles a la importación de cientos de productos chinos.

A la vez, Xi se comprometió a que China comprará una cantidad “muy importante” de productos estadounidenses con el fin de reducir el desequilibrio comercial entre ambos países.