Si recordamos cuando se lanzo el Apple Watch, la compañía lo presentaba como un reloj de lujo para competir con marcas como Rolex, Omega u otras, pero la estrategia falló.

Poco tiempo después, Apple dejó de vender los modelos más lujosos con oro, que superaban los US$ 10 mil, y se enfocó solo en los más accesibles.

Sin embargo, parece que hay mercado para un Apple Watch de lujo, eso cree Caviar, que realiza versiones exclusivos de dispositivos como iPhone, Samsung Galaxy Note y claro, Apple Watch.

La nueva generación ya está a la venta, y hay modelos que rondan los US$ 4000 como los que superan los US$ 40.000.

El más caro tiene 633 diamantes, y como podemos imaginarnos es pura ostentación.

Claro, que el interior es idéntico a otro Apple Watch Serie 4, y todo pasa por el lujo exterior y los materiales.