El pequeño que falleció en el Vilela tenía “sífilis congénita y problemas respiratorios”.

Luego de la muerte en Rosario de un bebé que estaba a cargo la Subsecretaría de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia. Autoridades de esa dependencia y del Ministerio Público de la Acusación (MPA) dieron detalles este martes sobre las causas del deceso y el contexto en que se dio.

El niño, de dos meses y medio, estaba bajo custodia y separado de su familia. Al igual que sus cuatro hermanos. Falleció en el Hospital Víctor J. Vilela, como consecuencia de un “shock séptico”. Producto de una “sífilis congénita, y problemas respiratorios”. Según precisó la directora de Promoción de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia – Rosario, Claudia Aguilera.

“El bebé nació con sífilis congénita, y problemas respiratorios. Estuvo mucho tiempo en neonatología por no tener los chequeos pre natales. Cuando fue dado de alta, fue ingresado a una institución de la Dirección, y el domingo, por una complicación respiratoria, falleció tras un shock séptico”. Explicó Aguilera.

La directora explicó que “todos los niños de esa familia están institucionalizados. Ninguno quiere ver a su madre. Ellos manifiestan haber sido reiteradamente abusados dentro de su grupo familiar”.

En tanto, el fiscal de Flagrancia, Matías Edery, recordó que el bebé fallecido pertenecía a un grupo de “cinco hermanos”. Y que existe “una investigación en la que interviene el MPA por una denuncia por la fuga de dos menores, que estaban en un hogar de tránsito por una denuncia de abuso sexual”.

El fiscal destacó, además, que los chicos “se escaparon por medios propios y estuvieron gran parte del tiempo con la familia que lo ocultaban”.