Alrededor de un millón de personas aprovechó el fin de semana largo para viajar por el país, con un gasto total de 2.782 millones de pesos, aunque las ventas registraron una caída del 5,1% contra igual período del año pasado.

 

Entre el viernes 16 y el lunes 19 se desplazó un millón de personas por el país, prácticamente lo mismo que en el mismo feriado del año pasado, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

La estadía media fue de 2,6 días y el gasto promedio diario por persona se ubicó en 1.070 pesos, un 36,8 % superior al mismo feriado 2017.

Estadías cortas y menos gastos

La permanencia fue levemente más corta que el año pasado, y muchas familias eligieron destinos cercanos o donde tienen vínculos que pudieran alojarlos, para abaratar el viaje.

Según el relevamiento realizado por CAME en 40 ciudades turísticas, las ventas de bienes y servicios asociadas al movimiento de este sector cayeron 5,1% frente al mismo fin de semana de 2017.

En lo que va del año ya hubo ocho fines de semana largos (tres extra-largos), donde viajaron un total de 10.138.000 turistas que gastaron 28 mil millones de pesos.