Los jóvenes que quisieron burlar la seguridad de la propiedad del Presidente fueron liberadas.

Los cuatro jóvenes que fueron detenidos por intentar ingresar a la quinta Los Abrojos. Es propiedad del presidente Mauricio Macri. Fueron liberados este lunes luego de pasar la noche en una comisaría.

Se trata de Mateo Passerieu, Federica Albisu, Federica López Brown y Juana Ávalos. Tienen entre 21 y 22 años y durante la madrugada del domingo quisieron entrar en auto a la propiedad que el mandatario nacional tiene en la localidad bonaerense de Los Polvorines.

Tras ser indagados por el juez Juan Manuel Culotta todos ellos recuperaron la libertad.  Los jóvenes señalaron que se había tratado de una “broma” al regreso de una fiesta.

Los jóvenes quedaron acusados de los delitos de violación de domicilio, amenazas y desobediencia a la autoridad. El juez Culotta tiene ahora que definir si los procesa o no.

“Fue un chiste y no amenazamos a nadie”, declararon los cuatro al ser indagados. Durante los allanamientos realizados en sus viviendas, no se encontró nada que los vincule a alguna organización delictiva.

Fuentes judiciales dijeron que los chicos sabían que era la quinta de Macri y que vieron la puerta abierta y que quisieron hacer una broma

Admitieron haber dicho “Macri gato” pero no amenazaron a nadie, de acuerdo a lo que declararon los cuatro.

Según los investigadores, los cuatro estaban “asustados” y además “arrepentidos” de lo que hicieron.