“Hay que aprovechar cada tiempo extra que tenemos para entrenar. Esa es la única manera de seguir creciendo en el juego y de poder llegar al nivel que todos queremos”. Gastón Coyette no descansa.

Mientras el plantel de San Martín gozó de tres días libres para estar con sus familias, cargando las pilas para el último sprint de 2018, el entrenador siguió con su mente puesta en seguir dándole forma al equipo que, desde su llegada, comenzó a sumar puntos y hoy está ante la gran chance de terminar el año bien posicionado en la lucha por quedarse un año más en la Superliga.

El “Santo” tiene tres juegos claves de acá al final de la primera parte del torneo. El domingo, a las 19.20, recibe a Colón; luego visita a Atlético, el sábado 1 de diciembre a las 21.30, en el clásico tucumano y cerrará el año en La Ciudadela, el viernes 7, a las 21, contra Newell’s.

Carranza anticipa que San Martín tiene más para dar: “vamos a pelearla”

En Bolívar y Pellegrini saben que de local deben asegurar todos los puntos. “Ahí tenemos que apoyar la campaña”, explica el entrenador que no quiere mirar más allá del duelo contra el “Sabalero”, a pesar que en el horizonte aparece nada más y nada menos que el rival de toda la vida.

“No podemos desenfocarnos del primer objetivo porque ya quedó visto que cuando lo hacemos la pasamos mal. Primero tenemos una final contra Colón y hay que ganarla. Es difícil no pensar en el clásico, sobre todo porque la gente te impulsa. Pero hay que estar tranquilos y seguir trabajando como lo venimos haciendo”.

Si bien San Martín cimentó su levantada jugando en su casa (ahí logró las dos victorias que tiene en la Superliga y aún continúa invicto), en los últimos partidos quebró algunas rachas lejos de su reducto. Y así lo hace saber “Gato”. “Nos está costando cada vez menos”, dice sobre el rendimiento lejos de Tucumán. “Primero no ganábamos de local, se ganó. Después no sumábamos fuera de casa, se sumó; más tarde no podíamos convertir de visitante, hicimos tres goles. Vamos agregando cosas positivas”, enumera pensando en seguir creciendo de la mano del torneo y, sobre todo, sumando puntos para asegurar la permanencia, algo que desvive a todos en La Ciudadela.

“Faltan corregir aspectos para poder superar a los rivales, pero vamos bien y pronto quebraremos la racha de no ganar afuera”, remata Coyette, que sólo piensa en sumar la mayor cantidad de puntos en este último tramo; para terminar el año con una sonrisa bien grande.