En uno de los compartimientos del rack de la TV colocó la réplica de la Copa Davis, la pequeña Ensaladera que reciben los campeones. Olivo, de la camada 1992, la misma que Diego Schwartzman, fue uno de los siete jinetes seleccionados por Daniel Orsanic, uno de los que participó de la histórica conquista de 2016.

Puntualmente, actuó en la primera de las cuatro series -todas de visitante-, en el triunfo por 3-2 ante Polonia en Gdansk, sobre una superficie antirreglamentaria. Jugó uno de los puntos más espinosos, el del dobles, con Carlos Berlocq, frente a dos especialistas: Marcin Matkowski y Lukasz Kubot, que triunfaron 6-3, 6-4 y 6-4. Además, ya con la serie definida en favor de la Argentina, Olivo disputó el quinto punto y cayó frente a una promesa polaca, Hubert Hurkacz, por entonces 600º, hoy 82º.

“El día de mañana pienso hacer una vitrina y colocarla ahí, pero por ahora está en el rack, sana y salva. La gente que viene a casa se impacta bastante al verla. Es una tremenda copa; Olivo, del optimismo a la desesperación sin escalas Crédito: Sergio Llamera

Cuando recibo visitas me hacen muchos comentarios. Yo la miro y me trae muy buenos recuerdos. La Davis fue una experiencia muy linda, aunque el debut no fue fácil”, le comenta el hincha de Newell’s a La Nacion. Aquella temporada, la 2016, fue mágica:
comenzó 173º y terminó 83º.

Logró muy buenos resultados: llegó a la segunda ronda de Australia tras superar la clasificación, alcanzó los cuartos de final de Quito y las semifinales de Hamburgo y conquistó los challengers de Santos y Buenos Aires, este último venciendo a Leonardo Mayer en la final, pocos días antes de la definición de la Davis contra Croacia en Zagreb, donde el Yacaré sería uno de los cuarto elementos del equipo nacional.

Aquel año le sirvió de impulso a Olivo y la confianza lo acompañó durante gran parte de 2017: en enero llegó a su mejor posición histórica (78º) y hasta se dio el lujo de vencer en la primera rueda de Roland Garros y en el Philippe Chatrier, al francés Jo-Wilfried Tsonga, por entonces 11º del tour.