El banderazo estudiantil llenó el Monumento a la Bandera

Desde el jueves a la noche, personal de la GUM monitorea la tradicional celebración.

El festejo comienza con una vigilia y un paseo ruidoso por la ciudad hasta terminar en el Monumento a la Bandera.

El centro de la ciudad de Rosario despertó a fuerza de bocinazos, gritos y risas.

Alumnos y alumnas de los cuartos años de distintas escuelas ganaron la calle para celebrar el final de curso.

Hacia el mediodía todos confluyeron en el Monumento.

Desde la GUM, incautaron alcohol y pirotecnia y se registraron dos heridas por bombas de estruendo.