La fuga se registró en un edificio lindero al de los Tribunales Federales. Fue provocado por una cuadrilla que rompió un caño de plástico. Se evacuaron el Colegio San Bartolomé, el Megatlón y las viviendas cercanas.

 

Momentos de tensión se vivieron en la tarde del miércoles en la zona de Entre Ríos al 400 por un escape de gas.

De inmediato arribó al lugar una cuadrilla de Litoral Gas que, en minutos, logró controlar el escape provocado por la rotura de un caño de polietileno de parte de una empresa contratista que estaba trabajando en un edificio lindero a la sede de los Tribunales Federales de Rosario.

“No era necesaria la evacuación”, aseguró el vocero de Litoral Gas, José María González, quien destacó la imprudencia de la cuadrilla que causó la fuga de gas. “Se entiende la reacción de la gente que se autoevacuó, pero la situación estaba controlada”, enfatizó.

Explicaciones y evacuación

El técnico de Defensa Civil Juan Chenevier explicó que la avería se produjo mientras los operarios de una constructora trabajaban en el ingreso a una cochera lindera a los Tribunales Federales. “Estaba trabajando con el rotopercutor y se ve que sin querer impactaron contra el caño de gas y lo averiaron”, explicó.

Chenevier también precisó que “en poco menos de una hora estaba todo solucionado”. En ese lapso, se puso en marcha un protocolo de evacuación -más allá de que muchos vecinos se autoevacuaron por temor-, que involucró al colegio San Bartolomé, los propios Tribunales, el gimnasio Megatlón y comercios y propiedades linderas a zona de Entre Ríos, entre Tucumán y Urquiza.