Bajo el ‘hashtag’ #ThisIsNotConsent las usuarias están publicando en Twitter fotos de tangas de encaje, para protestar contra la sentencia dictada por una corte de la ciudad irlandesa ante el caso de violación de una chica de 17 años.

 

Un polémico caso ocurrido en Irlanda generó una gran campaña que llenó de tangas las redes sociales. Es que un acusado de violación fue absuelto y uno de los argumentos de los jueces es la víctima tenía una tanga.

Bajo el ‘hashtag’ #ThisIsNotConsent (‘No es consentimiento’) las usuarias están publicando en Twitter fotos de tangas de encaje. Esta es la respuesta de las mujeres ante la sentencia dictada a principios de noviembre por una corte de la ciudad irlandesa de Cork.

El acusado, de 27 años, fue absuelto de las acusaciones de violación a una adolescente de 17, según informó The Mirror.

La indignación ante el caso es porque los jueces argumentaron que la chica abusada tenía una tanga de encaje, lo que muchas usarías señalaron como una culpabilización de la víctima.