El aeropuerto de Chapelco, en San Martín de los Andes, será internacional, tras un proceso de inversiones y ampliaciones millonario.

La terminal se ampliará a 4.500 metros cuadrados, duplicando su superficie actual. Podrá alojar, así, hasta 350 pasajeros en arribos y la misma cantidad en partidas, en hora pico.

Cambios de estructura

Además, pasará a haber dos pisos. En la planta baja estarán las áreas públicas de uso general (área de mostradores, check –in, despacho de equipaje, patios de comidas, sanitarios y locales comerciales); mientras que, en la planta alta, se ubicarán la zona de embarque, con áreas de espera, sanitarios y locales comerciales.

Entre otras mejoras agregarán una manga para acceder al avión y el aeropuerto podrá recibir dos vuelos simultáneos de cabotaje.

El de Chapelco es un aeropuerto de montaña con presencia de nieve, que asiste a una región turística. Es por eso, que la nueva terminal tendrá un diseño que refleje la modernidad sin perder de vista el entorno natural. En él convivirán el uso de las nuevas tecnologías y los grandes paños vidriados con madera, chapa, piedra y techos inclinados.

Los espacios interiores protegerán a los pasajeros de un clima hostil y generarán un espacio contenedor. Que brinde un refugio confortable y que ponga el foco en establecer una estancia agradable. Además, incorporarán elementos de diseño innovador en mobiliario o luminarias. Como así también, una mayor conectividad para a mejorar la experiencia del pasajero.

Accesibilidad y energía, pilares fundamentales

La accesibilidad es, también, uno de los aspectos importantes de este proyecto. Los espacios de circulación, escaleras, sanitarios y espacios de espera serán planeados para evitar cualquier tipo de barrera arquitectónica para personas con movilidad reducida.

Otro de los puntos fundamentales es el uso racional de la energía. Para esto se utilizarán materiales e instalaciones que lo garanticen. Además, se incorporarán antecámaras de acceso y se utilizarán paños vidriados dobles con cámara de aire. Todo esto para disminuir el salto de temperatura entre el interior de la estación y el exterior.

La incorporación de paneles vidriados en la cubierta para facilitar la entrada de luz natural o la utilización de paneles solares, entre otras medidas, también serán de ayuda para el uso eficiente de la energía.

La obra demandará dos años de trabajos.