Entró al hospital de Niños con quemaduras de cigarrillos, un brazo quebrado y golpes. El padre está detenido.

 

El nene de 3 años que ingresó el jueves pasado al hospital de Niños “Orlando Alassia” con lesiones graves producidas por su padre se recupera en la sala de Cuidados Especiales del hospital.

El nene tenía quemaduras de cigarrillos en el cuerpo, golpes y el brazo izquierdo quebrado.

Su padre, acusado de ser el autor de estas lesiones quedó inmediatamente detenido. La mamá también, bajo la figura de encubrimiento.

En tanto, durante la madrugada del sábado, fue incendiada intencionalmente la casa donde vivía la familia en un acto de protesta ante las agresiones que recibió el nene.

Los vecinos alertaron al 911 del incendio y cuando llegaron los agentes de policía les dijeron que la vivienda que se estaba quemando era del padre que había golpeado a su hijo.