Los líderes mundiales conmemoran el centenario del fin de Primera Guerra Mundial
Bajo la atenta mirada de Donald Trump, el presidente francés advirtió sobre la vuelta de “viejos demonios” que ponen en riesgo la paz. Del acto participaron alrededor de 70 jefes de Estado.

 

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, conmemoró este domingo el centenario del armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial, en 1918. En su discurso, llamó a resistir al “nacionalismo” y advirtió contra la vuelta de los “viejos demonios” que ponen en riesgo la paz. A metros de ahí, Donald Trump lo miraba atento, junto a otros 69 jefes de Estado que participaron del acto.

“Los viejos demonios resurgen, dispuestos a llevar a cabo su obra de caos y muerte”, advirtió Macron en su exposición, y llamó al resto de los dirigentes mundiales a luchar por la paz.

En su fuerte discurso, el mandatario francés aseguró que el nacionalismo “es una traición al patriotismo”. “Al decir ‘nuestros intereses primero, ¿a quién le importa los demás?’ borramos lo que más atesora una nación, lo que le da vida, lo que la hace grande y lo que es esencial para ella: sus valores morales”, señaló.

Invitados

La ceremonia principal se celebró en el Arco del Triunfo, al pie de la tumba del soldado desconocido, que simboliza a los diez millones de combatientes muertos durante la Gran Guerra.

La canciller alemana, Angela Merkel; el mandatario ruso, Vladimir Putin; el líder turco, Recep Tayyip Erdogan; el primer ministro canadiense, Justin Trudeau; el rey español Felipe XVI y el presidente Pedro Sánchez; y el secretario de la ONU, Antonio Guterres, fueron algunos de los que dijeron presente. Una de las grandes ausentes fue la primer ministra británica, Theresa May.