El costo de vida para los asalariados registrados de la Argentina aumentó 6,1% mensual en octubre, la segunda cifra más alta desde abril de 2002, con lo que acumuló un incremento del 47,2% en los últimos doce meses.

Así se desprende del estudio del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), que refleja el incremento de precios y el impacto específico en los ingresos de trabajadores registrados.

La inflación del 6,1% de octubre más el 6,7% de septiembre (que fue la marca más alta del año), arrojó un acumulado de 13,2% en el bimestre, por lo que fue más alta que la inflación registrada por Chile o Perú en los últimos cuatro años.

En octubre siguió impactando fuerte la disparada del dólar registrada en los últimos días de agosto, que lo llevó de $30 a la franja de los $36/$40.

El 2018 será el año más inflacionario desde 1991, superando a 2002, 2014 y 2016.

En octubre de 2018, el poder adquisitivo fue 18% inferior al de noviembre de 2015, dice el informe mensual el IET, que cuenta con apoyo logístico de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), y respaldo de 45 gremios de la CGT y la CTA.

El rector de la UMET, Nicolás Trotta, enfatizó que “la caída del salario real es de tal magnitud que hoy el poder adquisitivo está en su nivel más bajo en una década. Este año será recordado como el año de mayor caída del poder adquisitivo de los últimos 30, con excepción de 1989 y 2002″.

Y explicó que “el alto impacto sobre los bolsillos de los trabajadores se ve reflejado en las alzas de precios de todos los capítulos de la canasta, especialmente en Vivienda, por las subas del gas y de los alquileres”.