El porcentaje surge de la inflación estimada por Nación (34,8) para el año próximo y el desfasaje de la recaudación de 2018 por el alza de los precios.

 

El municipio presentará a fines de noviembre en el Concejo el proyecto de presupuesto 2019. La Intendencia está en plena elaboración de la iniciativa, sacando cuentas y estimando la magnitud de los aumentos a solicitar a los ediles de todos los gravámenes locales. En el caso de la tasa general de inmuebles (TGI), el Ejecutivo estudia proponerle al cuerpo un aumento cercano al 50 por ciento de los valores actuales.

“La inflación estimada por la Nación para el año próximo es del 34,8 por ciento en el proyecto que ya aprobó la Cámara de Diputados. Y este año, la TGI quedó más de 20 puntos desfasada de la inflación anual, que estará cerca del 50 por ciento”, fundamentaron desde el Palacio de los Leones.

En diciembre próximo, y después de tres años, los concejales volverán a discutir los montos que pagan los rosarinos en concepto de TGI. Esto sucede porque en 2015 el Concejo aprobó ajustes del 37 por ciento en 2016, 28,5 en 2017 y 20 por ciento en 2018, que luego se le sumó un alza del 7,5 por ciento para financiar el transporte público.

El mensaje de la intendenta Mónica Fein llegará al Palacio Vasallo a fin de mes. Previamente, la semana próxima, se estima que presentará la propuesta provincial en la Legislatura el gobernador Miguel Lifschitz.

“Estamos en un escenario de mucha incertidumbre, con muchas variables que aún no están definidas y eso demora la elaboración del presupuesto municipal”, confiaron desde el gabinete local.

Números actuales y proyección

Los números preliminares que manejan en Hacienda marcan que este año la recaudación en concepto de TGI quedará al menos 20 puntos por debajo de la inflación.

Con ese desfasaje, empezó a elaborarse la estimación de incremento de gravámenes para 2019, más la estimación de inflación del propio gobierno nacional para el año próximo contemplada en el presupuesto (34,8 por ciento).