Imagen ilustrativa.

Consultado por el tema, Nessier explicó que “lo que ha hecho la empresa es, en función del seguimiento que va haciendo permanentemente de la ecuación económica financiera necesaria para la prestación del servicio. Elevar una propuesta a la autoridad de aplicación -que es el ministerio de Infraestructura y Transporte- de una actualización tarifaria para el año que viene. En dos tramos del 30% cada uno. La primera aplicable al primer bimestre de facturación de la empresa y la segunda al tercer bimestre del año próximo”.

Por otro lado, indicó que “en el marco del programa de mantenimiento y de cara a la temporada estival” el próximo martes 13 de las 7 a las 18 horas habría una reducción de servicio porque se estaría desarrollándose un trabajo en la zona de Bv. Pellegrini hacia al norte. De General Paz hacia el Oeste. Y hacia el límite del ejido urbano de Facundo Quiroga y Av. Circunvalación.

Actualización tarifaria durante 2018

En cuanto a lo ocurrido en lo que va del año, el entrevistado recordó que hay “una situación que se da por la economía de nuestro país forzosa. El año pasado se había hecho una solicitud a la autoridad de aplicación del 56%. Y después de todo el proceso que recién se acaba de iniciar que es: la presentación ante el ministerio. El cual tiene que evaluar toda la documentación que fundamenta esta solicitud y -en tanto lo considere admisible- dar vista al Ente regulador de servicios sanitario que, a su vez, tiene la potestad de iniciar un proceso de audiencias públicas con la comunidad. Después de todo este proceso se decidió aplicar una actualización tarifaria de 18% en dos tramos. En primer y segundo semestre.

El último porcentaje se acaba de aplicar en el último período de facturación. Es decir que, en realidad, el 38% aproximadamente que sería esta acumulación de los dos tramos. En el año calendario propiamente, de diciembre de año pasado a diciembre de este año cuando finalice. El impacto real en las finanzas va a ser del 25%. Hay que ver para este pedido de revisión cuál va a ser el curso que va a tener en todo el proceso”.

También aclaró que el marco legal vigente no establece que el dictamen de las audiencias públicas sea vinculante.

Habló de la disconformidad de los usuarios con los aumentos que se plantean. Y dijo:”Es entendible y atendible. La empresa está obligada (a actualizar tarifas) para asegurar la sostenibilidad de la prestación del servicio. El mantenimiento y las mejoras que hacen falta continuamente por el crecimiento que va teniendo el servicio.

La empresa ha ido incorporando nuevas unidades operativas a través del plan de acueductos que tiene en marcha la provincia y que transfiere a la empresa una vez que están operativos. Como el caso de Desvío Arijón, Villa Ana. El próximo a finalizarse en Rincón, Reconquista. Y mayores costos que están vinculadas a las condiciones macroeconómicas desde el inicio de año a la situación actual.

Muchos de los insumos de la empresa están dolarizados, hay equipos que se compran en el exterior, la energía ha sufrido una variación importante: la empresa es el cuarto usuario en la provincia de energía eléctrica, además de la actualización de los costos laborales. Este conjunto de modificaciones hace que sea necesario revisar e ir sosteniendo la prestación de servicio, a pesar de que aún así la empresa recibe aportes del tesoro provincial para cubrir el déficit operativo”.