Facebook nuevamente es el centro de la atención y no por una buena noticia. En esta oportunidad, un grupo de hackers puso a la venta un paquete de datos de 120 millones de cuentas de la red social. Los mismos tienen un precio de 10 centavos de dólar cada una y contienen mensajes privados.

Los usuarios afectados son mayormente de Rusia y Ucrania. Los hackers obtuvieron acceso a la información a través de extensiones maliciosas de navegadores de Internet, como Chrome, Opera y Firefox.

Este hackeo en particular no tendría relación con la filtración de datos de Cambridge Analytica, según los propios “hackers”. Una investigación mostró que la base de datos contenía mensajes privados de más de 81 mil usuarios de Facebook

Por su parte, Facebook aseguró que no se trata de una falla de seguridad de su plataforma. También, reclamó a las autoridades que se retiren los datos obtenidos de los sitios que los guardan. Por el momento, no se conocieron las extensiones que provocaron esta filtración de información privada.