El intendente realizó un repaso sobre las obras de infraestructura que se vienen realizando en distintos barrios de San Lorenzo. Entre ellas se cuentan desagües pluviales, cordón cuneta, cloacas, asfaltado de calles, recambio de luminarias de alumbrado público y la extensión del Centro Comercial a Cielo Abierto.

 

Días atrás, Raimundo verificó el avance de obra de desagüe que se viene ejecutando en Doctor Ghio y Saavedra. “Es una obra importante, que molesta al realizarse y que después no es visible. Pero que es muy importante porque hacía 40 años que San Lorenzo no desarrollaba ninguna obra de desagüe pluvial. Por eso no tenemos que asombrarnos cuando llueve fuerte y se inunda alguna esquina. Esas son consecuencias de las faltas de obras. En nuestro gobierno estamos trabajando sin parar y con recursos propios, ya que no recibimos subsidios provinciales ni nacionales. Esta obra aliviará anegamientos en calles San Carlos, Irigoyen y la propia Avenida San Martín”, destacó el mandatario.

El plan de desagües pluviales contempló “el entubamiento de calles Bolivia y Colón; y de obras subterráneas en Santiago del Estero, Rippa, Uriburu y Alem. Y también la obra más importante de la historia de la ciudad en la materia, por bulevar Urquiza, desde Dorrego hasta el río. Ahora encararemos trabajos en calle Julián Cervera, que mejorarán las condiciones de los barrios José Hernández y Villa Felisa. Después continuaremos con la zona de Salta al 800 y al 900 y los desagües de Barrio Bouchard”, apuntó Raimundo.

En la recorrida por las obras que se vienen realizando en distintos barrios de la ciudad, Raimundo estuvo acompañado por los concejales Hernán Ore y Luciana Resquín.