Estanislao Bachrach, el biólogo más famoso de la Argentina, llega este miércoles a Fundación Libertad para hablar del cambio y la creatividad dentro de las organizaciones.

Su especialidad es hacer que las personas conozcan su propio cerebro para potenciar todo lo que desean emprender. Sean cambios, desafíos deportivos o profesionales, situaciones familiares o laborales. En síntesis, Bachrach ayuda a que la gente pueda utilizar mejor su cerebro.

Uno de los obstáculos más fuertes en la vida de las personas son los cambios. Cambios que muchos pretenden hacer sobre sí mismos, sea de cualquier orden, pero que por preconceptos, la mayoría se frustra en el primer intento.

Bachrach disertará este miércoles de 17:30 a 19 hs en el auditorio de Fundación Libertad. Allí, hablará del cambio personal y dentro de las organizaciones, que según el científico es muy difícil pero que se puede lograr si hay ganas.

Un medio santafesino transcribe parte del diálogo que mantuvo Bachrach con el periodista Marcelo Fernández, por Fisherton CNN, a propósito de su conferencia:

MF  Comúnmente se dice: “este no cambia más” ¿Las personas podemos cambiar?

EB Todo cambio es muy difícil pero se puede cambiar. Yo soy biólogo y trabajo el cambio desde esa mirada, a mi me gusta investigar y hace muchos años que lo hago y me concentro en cómo cambiar un cerebro. Para nosotros los biólogos, si vos lográs cambiar tu propio cerebro, lográs cambiar vos.

MF ¿Un adulto puede cambiar? ¿La edad es un determinante? 

EB La ciencia viene demostrando cada vez con más evidencia y con mucha tecnología que es posible y a cualquier edad. Justamente el tema de la edad es un mito, una excusa, el cerebro tiene la capacidad de cambiar, hay experimentos hasta con personas de 90 años.

Es verdad que cuanto más grande uno es, más tiene que tener ganas de cambiar para tener chances de lograrlo.

MF La gente negativa, la gente que no cree en sí misma, ¿puede cambiar? 

Se entrena el cerebro para tener más actitud, generalmente se necesita de ayuda externa (psicólogo, coach, mejor amigo, pareja,…) para cambiar ese chip, el estado de su mente que viene acostumbrado por su forma de vivir de muchos años de no creer, de ser escéptico con uno mismo -no puedo hacer la dieta-.

En general entre un 10 y un 20% logra modificar cosas importantes de su vida.

MF ¿Tu charla va por ahí? 

EB La charla va por ahí con un tinte ligado al mundo de las organizaciones: cómo funciona el cerebro que es el gran boicoteador del cambio, la importancia de los 10 primeros años de vida y luego me volcaré hacia las personas que tienen gente a cargo: hijos, deportistas, empleados, con las herramientas derivadas de las neurociencias que puedo emplear en mis equipos para motivarlos al cambio.