Los choferes reclamaban mayores medidas de seguridad en horario nocturno. Les garantizaron más patrullaje y controles durante la entrada y salida de los coches.

 

Dirigentes de UTA se reunieron esta tarde con funcionarios del ministerio de Seguridad. Es por diferentes hechos de inseguridad que se produjeron tanto en coches de la línea 1 como también en la zona de la parada.

El más reciente fue el asesinato de un hombre en Grierson al 8300, a metros del lugar donde finaliza el recorrido de los colectivos, este lunes por la tarde.

Este crimen reavivó el reclamo por seguridad que venían realizando los choferes de esta línea, sobre todo después que cuatro coches fueran atacados a piedrazos la noche del 2 de octubre.

Tanto ese hecho como el crimen de ayer en barrio Loyola generaron medidas de protesta por parte de los trabajadores que restringieron el servicio en horario nocturno hasta obtener custodia policial.

El mismo reclamo elevaron en el encuentro de hoy. Al respecto, Julio Romano, de Coordinación Operativa del ministerio de Seguridad, aseguró que van a fortalecer la seguridad en horarios de apertura y cierre del servicio, optimizar el patrullaje y analizarán la posibilidad de colocar cámaras mediante un circuito interno.

“Vamos a marcar la presencia policial mediante el patrullaje en esa zona”, indicó el funcionario. “Vamos a brindarles las garantías para que el trabajador se sienta seguro y el usuario también note la presencia policial“, agregó.