Macri durante la inauguración de la Autopista Urbana en Rosario
En pleno enfrentamiento con los Moyano, el Presidente dijo que “no es un momento para dudar, sino para demostrar coraje”.

 

Mauricio Macri llamó a “no tenerles miedo a los que se creen dueños de nuestras vidas”, en plena controversia de la Iglesia por la misa con Hugo Moyano frente a la Basílica de Luján, gesto que fue leído como un respaldo de la institución religiosa a la cúpula de Camioneros. “No es un momento para dudar, sino para demostrar nuestro coraje de que estamos comprometidos y convencidos de que merecemos vivir mejor”, dijo el Presidente.

“Tenemos que pensar todos los días en cómo vamos a generar condiciones para que los argentinos podamos crecer. Para eso hay que dar batallas, animarse, no tenerle miedo a aquellos que se creen los dueños de nuestras vidas, que están por arriba de la ley”, dijo el mandatario. Además advirtió que la sociedad debe cuidarse de los “comportamientos tramposos que están hace muchos” y que, aseguró, combate con su Gobierno.

Dio como ejemplo los casos de “litigiosidad laboral, con los accidentes de trabajo, que destruyeron Pymes y pusieron en peligro empresas grandes y medianas”. En ese sentido pidió que Santa Fe adhiera a la Ley de ART, a la que ya se suscribieron 15 provincias, y que dijo que permitió “que baje esa litigiosidad y vuelva a haber vocación de generar empleo, de tomar gente nueva”.

Junto al ministro de Transporte Guillermo Dietrich Macri reiteró que “un cambio profundo no se hace de un día para el otro”. “Cada día damos un paso adelante, y esta vez va en serio”, aseguró el Presidente al inaugurar la Autopista Urbana de Rosario, que conecta a esa ciudad con Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

La semana pasada, además, el ministro de Producción y Trabajo Dante Sica confirmó que el Gobierno analiza medidas para reemplazar parte del transporte de cargas que está en manos de choferes de camiones, en un plan oficial que implica que hasta 2025 el 25% de la logística se haga por trenes. Esta medida le recortará poder a Camioneros, que actualmente concentra más del 95% de la logística terrestre.