Impuesto a ganancias: “Una herramienta para castigar” a mutualistas

De cara a la discusión del presupuesto 2019 impulsado por el gobierno nacional, el sector mutualista plantea su negativa a ser afectados con el impuesto a ganancias. “Tenemos una propuesta alternativa para aportar en la coyuntura de crisis”, contó Gisela Carrizo por Cadena Oh!

Gisela Carrizo

Este miércoles, en la Cámara de Diputados de la Nación se discutirá el Presupuesto 2019. Mutuales y cooperativas trabajan para lograr el rechazo al artículo 85.

Gisela Carrizo, gerente de la mutual 5110 y miembro del consejo directivo de la Federación de Mutuales y Cooperativas de la ciudad de Santa Fe en diálogo con Cadena Oh! explicó la situación del sector: “La intención del ejecutivo nacional de gravar a las cooperativas y mutuales con el impuesto a las ganancia, viene desde el año pasado. Después de una ardua tarea de toda la dirigencia nacional en 2017, recorriendo los pasillos de la Legislatura, pudimos hacer entender a los diputados que nuestras entidades no lucran, no generan ganancias. Así pudimos lograr que no nos graven ganancias a fin del año pasado. Sería estar modificando la esencia del sector”, dijo Carrizo

En cuanto a lo que sucederá esta semana, Carrizo expresó: “Ahora, en un nuevo embate, nos incorpora a través del artículo 85 del presupuesto para 2019, con nueva intención para gravarnos el impuesto a las ganancias ante lo cual nuevamente toda la dirigencia nacional (tanto desde el territorio: en las federaciones cada provincia como desde la entidad madre que es la Confederación Argentina de Mutualidades) estamos desarrollando todos los contactos posibles con los legisladores. Planteamos que nada cambio en estos 10 meses, somos las mismas entidades que no tenemos fin de lucro y que en particular uno de los servicios que se intenta gravar, la ayuda económica, en la mayoría de las entidades es el sustento de los demás servicios que suelen ser deficitarios como: un servicio de sepelio, de salud, asistencia a distintos clubes, escuelas, jardines. En fin, acciones sociales que repercuten directamente en las comunidades en que están insertos”.

Organizados por la negativa

Consultada por las acciones que vienen desarrollando y el apoyo recibido, la entrevistada dijo que “el pasado 12 de octubre hemos hecho un acto público con la participación del sector centro (Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba). Fue con presencia de las cuatro federaciones territoriales de estas provincias. También nos acompañaron referentes del cooperativismo y legisladores nacionales y provinciales. Por parte de Santa Fe nos acompañaron la ministra de Producción (Alicia Ciciliani) y el diputado (Luis) Contigiani y la diputada Silvina Frana”.

No al artículo 85, pero sí a apoyar

Asismismo, Carrizo subrayó que impulsan una alternativa. “El sector entiende la necesidad del Ejecutivo nacional de generar recursos y el contexto de la crisis. Hemos estado presentes en todas las crisis que ha atravesado el país en estos 100 años de historia. Decimos no al artículo 85 pero no decimos no queremos hacer un aporte en la coyuntura que estamos. La propuesta alternativa es de un compromiso del sector para hacer un aporte extraordinario y voluntario por 36 meses para generar recursos extra para las arcas del Estado pero atendiendo a nuestra naturaleza y la realidad de cada institución: tenemos pequeñas mutuales que apenas logran subsistir y otras que han tenido un crecimiento exponencial”.

Más adelante, fue consultada por entidades tales como SanCor y Banco Credicoop que manifiestan un desarrollo muy importante. ¿Siguen siendo entidades sin fines de lucro?

“Nuestras entidades deber ser rentables porque eso responde a una administración eficiente. Que pertenezcan a un sector de economía social y solidaria no significa que tengan que administrar pobreza. Lo que nos diferencia de los sectores de las empresas del capital es que esos recursos que se generan no pertenecen a un dueño o a una sociedad anónima, sino a la totalidad de los asociados. Esos réditos no van a las arcas particulares de un dueño o un grupo de dueños, sino que se reinvierten en mejoras y capital social de las comunidades o se distribuyen. Desde el sector, desde nuestra federación, hemos generados un reporte social que está a disposición de los medios. Allí se demuestra que todo el aporte que hacen nuestras entidades a través de los clubes, los SAMCOS locales (brindando ambulancias), escuelas, jardines, hogares de ancianos superan el importe que nos estarían gravando con el impuesto a las ganancias”.

Por otro lado, Carrizo dijo: “Nosotros no decimos que queremos dejar de pagar. Nosotros estamos en contra de lo que usan como herramienta para castigarnos cuando hablan de cuevas. Estamos en contra de las cuevas pero decimos que no nos tenemos que hacer responsable de la función del Estado. Si el Estado considera que hay entidades que utilizan alguna mutual o cooperativa para evadir impuestos, el Estado tiene que poner su estructura de contralor, para eso está el INADES (el Instituto Nacional de Asociativismo) para salir a la cancha con los inspectores y hacer los controles. Pero no hacer pagar justos por pecadores a quienes hacemos las cosas como corresponde, incluso, muchas veces dando soluciones a las comunidades donde el Estado no está presente”. Y ejemplificó:“hay localidades que sino fuera por la cooperativa no tendrían bancos”.

Desafío

En cuanto al último punto, Carrizo reflexionó: “Tenemos una ardua tarea que tiene que ver con poder visibilizar todo el esfuerzo y trabajo que se hace en cuenta a las comunidades porque la gente, los legisladores, los medios lo desconocen”.

Por último, manifestó que la “propuesta alternativa está en la Comisión de Hacienda y esperamos un dictamen al respecto” dijo por Cadena Oh!